por  A.M.G.

 

En el reciente rodeo de criaderos efectuado en la medialuna La Espuela en San Bernardo y que corresponde a La Asociación Santiago de Criadores el criadero Peleco presentó una collera de yeguas nuevas que corrían oficialmente por primera vez, donde destacó una baya muy linda y chilena llamada Ocurrencia.

Llamó la atención su madurez, terminación, boca, postura, tranquilidad y potencia, atajó todo lo que se le presentó montada por Luis Fernando Corvalán.

 ¿De donde sale esta nueva estrella de este exitoso criadero?

Es hija de Refajo por Escándalo en Tincada por Escorpión y Tentación por El Taita, criada en San José de Loa de Juan Carlos Loaiza en Valdivia.

Este potro mulato muy pequeño de alzada pero excepcional vaquero, ampliamente conocido en el sur y participó este año en Clasificatorios, de potrillo llegó al criadero Peleco donde lo trabajaron y empezaron a correr además de ponerle algunas pocas yeguas, después Juan Carlos se lo llevó de vuelta al sur.

En Contulmo se cruzó con la barrosa Paicavi Rision una hija de Punteo (Picaporte) en la Riela por Picaporte y Rastra por Quillacón II, donde nació en septiembre del 2008 la Ocurrencia.

La trabajó Gustavo Valdebenito con toda paciencia y dedicación y ahora ya es una yegua sensación el rodeo, causó admiración y por lo mismo la pararon hasta la próxima temporada.

Por el lado paterno le sobra campaña y éxitos, y por la madre Risión, ésta ya ha dado a la linda y acampada Aguitarrá, a la ganadora de premios en exposiciones Pandemia, al barroso Loncopán un hijo del Escorpión muy nuevo que está llamado a ser muy bueno de vacas y de lindo tipo, y a la mencionada Ocurrencia.

Seguiremos de cerca esta promisora yegua muy chilena.