Por A.M.G.

 Cuando se inicia Stud Book en 1893 se hace en base a reproductores y descendientes de ejemplares estudiados, comprobados y nacidos 50 años antes, por lo cual la raza con ejemplares conocidos data de 200 años y solo se refrenda en 1893.

 Nunca la raza chilena ha necesitado de ejemplares extranjeros para modificarla, mejorarla, cambiarla, o afirmar algún rasgo en especial, se ha reproducido entre semejantes elegidos por sus cualidades morfológicas y funcionales.

Otra causa de su selección rigurosa es que las familias de "arregladores" se han mantenido por siglos junto a los caballos y por supuesto su opinión debe haber sido fundamental al momento de seleccionar reproductores, los criadores deben haber seguido sus consejos porque quien mejor que ellos para apreciar las cualidades morales de los caballos.

Familias centenarias de "arregladores" y que se mantienen vigentes son los Bustamante, Vilches, Rey, Urbina, Cortes y familias de criadores pioneros Correa, García Huidobro, Edwards, Vial, Labbè, familias de jinetes De La Fuente, Aguirre.

Razones sobran para que el caballo chilero haya sido Declarado Raza. 150 años de rodeo les ha dado características funcionales únicas, docilidad, mansedumbre, velocidad, valentía, arrojo, sentido vaquero, buena boca, patas rápidas, fuerza en los posteriores, flexibilidad, explosión, reacciones rapidísimas, resistencia a los golpes reiterados, firmeza en los huesos y lomo, articulaciones de fierro, buena vista, poco tropezadores o sea firmes al pisar, avanzan de lado a toda velocidad, y algo de gran importancia que es la inmediata quietud una vez terminado el ejercicio, atajan y se quedan muy quietos, se baja el jinete y no se mueven de su lugar, en fin llenos de cualidades de caballos de montura. Es el resumen genético de años de años de adiestrarlos en el Movimiento a la Rienda.

Otra cualidad impensada antiguamente, es que sirven para muchos otros deportes ecuestres que nunca han efectuado sus antepasados, y hoy día se destacan en Rienda Internacional, Paleteadas, Freno de Oro, Aparta de Ganado, Barriletes.

Nunca debemos olvidar que lo que hizo salir al extranjero al caballo chileno, fueron demostraciones de Movimiento a la Rienda en Palermo, Prado y Esteio, probablemente dichos criadores gauchos jamás habían visto rodeos chilenos.