Por A. M. G. escrito en 2007
La Federación de Rodeo decidió crear una comisión encargada de velar por la "conservación de las tradiciones en el rodeo", una gran iniciativa que estará a cargo de un destacado director poseedor de una rica tradición familiar y personal en el rodeo chileno.

 

Este tema en particular es muchísimo más importante que las desgastadores reuniones y mas reuniones tratando de seguir reglamentando la forma de participar en un rodeo, lo que por años continua sin detenerse a pesar de que hace a los 10 años se determinó no cambiar mas el reglamento, en fin, mal de la época.

Vestirse de huaso, conversar de caballos, asistir a reuniones públicas de huaso, presentarse en un rodeo, montar a caballo, correr la "vaca" es toda una forma de vida que se adquiere por trasmisión oral de costumbres, no está escrito, solo instinto.

La vestimenta de huaso data del 1800 en adelante según nos muestran cuadros de Rugendas, Gay, Subercaseaux y otros destacados pintores, que es la única iconografía que nos queda de referencia, mediante lo cual apreciamos los constantes cambios que se han producido en las diversas prendas de vestir, monturas, espuelas, aperos en general, mantas, sombreros, de lo que concluimos que ninguna prenda o apero usado en 1800 tiene exacta similitud con los actuales, pasando por todas las demás épocas,

Cuál es la verdadera o la más fidedigna, cada una creyó representar al huaso pero la dinámica natural del avance de los tiempos la fue adaptando a su momento.

Es más valedera la del 1800, la del 1900, la del 2000, creo que todas lo fueron, y que pasa con el siglo XXI, ese es nuestro punto.

Está demás poner en la palestra que los huasos actuales la mayoría son de "oficina", no por gusto sino por la forma de vida y trabajo actuales, la "picana" se sustituyó por el notebook, las "cartas" por e-mail, los "mensajes" por la radio del pueblo por celulares, las "noticias" de radio por noticiarios de televisión en directo, para que decir de las ganaderías, antes en libertad por las quebradas, cerros y laderas, ahora confinados cada vez más por el avance de los frutales, viñas y cultivos tradicionales, entones donde se desarrolla el huaso, solamente en los "rodeos", no hay otra, gracias a Dios aún existen y en gran forma.

 

Como podemos exigir costumbres huasas a un niño, universitario, profesional, empresario, que nunca en su vida siquiera ha visto una faena de campo, porque sencillamente no ha tenido donde hacerlo, pero en su alma es más "huaso que cualquiera", por lo tanto esas personas aprenderán y copiarán lo que ven de los más antiguos en el tema, y de ese modelo crecerán y crearan su propia identidad huasa.

 

Estoy seguro que en cualquier rodeo del país se elige a jinetes montados corriendo dentro de una serie, se les entrega un caballo desensillado y suelto en el apiñadero, para que lo tomen y ensillen correctamente, pieza a pieza como es la costumbre huasa, después de lacearlo y enjaquimarlo, estoy seguro que a muchos pondría en serias dificultades, ¿sabrá el nombre de las piezas que forman la montura muchos corraleros actuales?

En fin la lista es larga, pero lo importante es que la federación se ha preocupado del tema, que nos es nuevo, del año 1950 en adelante viene sucediendo algo similar, debemos recordar que esa fue la razón que don Raúl Pavez Romero, director secretario de la Federación de rodeo de la época, encargó en la década del 1960 a Hernán Anguita Gajardo una serie de artículos sobre aperos huasos, los que tienen plena vigencia actual.

 

Mucha agua ha pasado bajo el puente y los tiempos han cambiado absolutamente, para que decir en cuanto a reglamento.

 

Veamos lo que se conserva incólume, primero que todo la forma de correr en colleras, las dimensiones de la medialuna y su construccion, los materiales podrían ser distintos, pero la forma y diseño igual, el apiñadero, la carrera y las atajadas, sigue igual, los caballos chilenos arreglados, ahora se ve mas uniformidad que antes, la vestimenta básica es la misma la forma es distinta.

Que no es tradición, primero que todo los días a desarrollarse el rodeo, antes de Sábado, Domingo y Lunes, luego a instancias políticas de la época se redujo a dos días, ahora de dos, un día y así como vamos de medio día, solo el champion para lograr puntos , la única motivación actual lamentablemente.

La "seguridad" de los jinetes distinta a los tiempos antiguos porque no es igual pasar la semana en la oficina que arreando ganado en el cerro, por lo tanto es lícito que busquen un mínimo de protección con el casco, mientras se conserve el sombrero sobre el casco.

Es horrible ver a ganadores de champion que no saben bailar "cueca" y más encima se mofan de ello, haciendo alarde de su incapacidad, la cueca está inserta en el rodeo y es obligación su baile, el que no lo sepa o lo haga en desmedro de ella, se debiera quitar el premio ganado y los puntos.

Es obligación de la Federación de Rodeo velar por el cumplimiento de las tradiciones huasas, sin reglamentos restrictivos al principio sino enseñando a los nuevos o los que no tienen la suerte de estar cerca del campo, estoy seguro que existe una gran cantidad de personas ávidas de conocer en terreno la correcta forma de conducirse de huaso, aun quedan vigentes "antiguos arregladores, jinetes acampados que conservan en toda su pureza esa costumbres", son muchos, pero no tienen espacio donde enseñar porque nadie se los pide, esa es una función directiva y es un gran logro que la actual haya reparado esta tremenda deuda histórica. Perfectamente pueden dictarse días de campo para estos fines, o "días de las tradiciones", abiertas a todos los huasos y aficionados, sean hombres o mujeres.

Es una gran y trascendente iniciativa a la debemos apoyar sin restricciones de ninguna especie.

Es increíble pero en el 2007 se ven muchos más huasos los fines de semana que hace 50 años atrás, es un precioso capital-país, que debemos conservar para las futuras generaciones. Pienso que lo más adecuado es crear pautas escritas para que todos las sigan o se acerquen lo más posible a ellas.