Imprimir

por A.M.G.

Bernardo Hiribarren se casó con Gracy Eyheramendy, hija de Pedro Eyheramendy Z. todos de origen vasco francés, familia que tenían gran extensión agrícola en la localidad de Los Álamos cercana a Cañete y Lebu.

 

Desde jóvenes se interesaron por el caballo chileno y es así que compran los potros Pulpero de hacienda Rucamanqui de los Gómez Pérez, hijo de Boliche en Pregunta por Pal Pal, y también compran al Boliche hijo de Brujo y Palabra por Alcatraz.

Ejemplares de la mejor sangre de la época.

En 1946 Pedro Eyheramendy inscribe su primer producto Toco Toco N° 14229, hijo de Pulpero que sería el nombre del criadero y después los hermanos Enrique y Félix Eyheramendy Larroulet seguirán inscribiendo caballos en Los Álamos y en Comalle donde lo siguieron Hernán y Roberto Eyheramendy Pouchouq.

A su vez el hermano mayor Juan Eyheramendy Larroulet que vivió en su campo Las Flores en Yerbas Buenas, también inicia su crianza con el criadero Entre Flores, donde le nace en 1947 la Aprisca N° 16757, hija de Pulpero e Iniciada por Curanto en Albricia por Cristal I, excelente madre que dio a 9 crías entre otros los conocidos Damasco e Ingrata. Cascajo hijo de Damasco nacido en Entre Flores en 1959, fue muy bueno de vacas finalista en 1973, y fue 5° en ranking de potros en 1973.

Siguiendo con el relato, los hermanos Hirribarren nacidos en Los Álamos, en la casa familiar que tengo entendido fue declarada monumento regional cultural, desde muy niños estuvieron en contacto con el caballo chileno y les nació ahí la inquietud por “correr la vaca” lo que continuaron haciendo durante toda su vida en Yerbas Buenas provincia de Linares.

Juanito y Lucho Hirribarren fueron los más aficionados y formaron el poderoso equipo de Yerbas Buenas en la época que el criadero Trongol de Jorge Lasserre estaba ubicado por esa tierra y corrían por él Sergio Bustamante, Galo Bustamante, Claudio Cardemil U., Rubén “Tata” González.

Juanito tuvo una collera que lo hizo muy conocido en los rodeos de la zona central, la yegua Criollita y el caballo Firmeza, que los premiaron y champearon muchas veces en rodeos de Linares, Talca y Arauco.

Juanito era un jinete de excepción llamaba la atención, muy elegante y efectivo en las banderas, reconocido por todos los que lo vieron actuar, en una ocasión en un rodeo de Yerbas Buenas que yo estaba corriendo, escuché a Don Ramón Cardemil decirle muy ceremonioso: “Oiga Juan, Ud. Ya es una persona bastante grande y se le pueden decir las cosas, está corriendo -muy pero requete bien-, a lo que Juanito sonrió”, que mayor elogio se puede pedir y don Ramo nunca expresaba algo que no sentía.    

En la actualidad su hijo Juan Hirribarren Taricco es corralero y muy buen dirigente en Yerbas Buenas, y al parecer sus pequeños hijos ya están en la linda senda huasa -corralera y conservando la tradición que abrasan por generaciones.   

Fotos:

1.- Bernardo papá –Juan y Luis Hirribarren en Los Álamos -Pulpero-nov.1935

2.- Juanito Hiribarren Eyheramendy en Cupaño

3.- Reina rodeo de Lebu María Teresa Belmar-Luis Hiribarren-Roberto Eyheramendy-Lebu 1970

4.- Juan Hiribarren Taricco y sus hijos en Linares 2014

5.- Huasito